Inicio » Celebraciones »

Contribuir a prevenir el suicidio, responsabilidad social

Contribuir a prevenir el suicidio, responsabilidad social
10 de octubre, Día Mundial de la Salud Mental

Cada 10 de octubre desde hace cuatro décadas se dedica la jornada a sensibilizar a la población sobre los problemas de salud mental que impiden el óptimo bienestar físico, mental y social.

El suicidio es un tema a nivel global del que casi nadie desea escuchar hablar, pero está latente con una incidencia cada vez mayor. Por ejemplo, luego de la pandemia de COVID-19 la provincia de Holguín, experimentó una tendencia al aumento hasta ser uno de los tres territorios del país con más alta tasa de intentos suicidas y suicidios, hecho que preocupa a no pocos profesionales de la salud.

Niuris Ricardo Díaz, especialista en salud mental en la Dirección Provincial de Salud explica que “en un estudio que se ha realizado en los últimos 20 años, la conducta suicida en Holguín ha tenido un comportamiento entre los tres territorios que mantienen la conducta más alta del país. Y en el 2021 se evidenció un incremento por encima de la media provincial. Mientras la tasa del país es de 13 por cada 100 mil habitantes el pasado año llegamos a una tasa de 22,5”

¿Por qué una persona de cualquier edad puede llegar a perder el instinto de auto conservación y tomar la decisión de terminar con su vida?

A la conducta suicida se asocian diversos factores e incluye a las amenazas, los gestos, la ideación y el intento suicida, donde la máxima expresión es el acto consumado.

En el caso de los adolescentes el intento suicida en es una de las causas más frecuente de ingreso en la sala de Psiquiatría del Hospital Pediátrico Provincial “Octavio de la Concepción de la Pedraja” originado por falta de comunicación intrafamiliar, discusiones continuas, deserción escolar, desmotivación hacia los estudios, presión académica familiar o  maltrato.

En los adultos son otros los factores de riesgo, dados por desórdenes psiquiátricos, separación, divorcio o muerte de la pareja, eventos humillantes o enfermedad grave con hospitalización.

Las acciones para prevenir este flagelo  inician  por la Atención Primaria de Salud y abarcan desde el trabajo del Médico de la familia hasta el Equipo de Salud Mental de cada policlínico y el Centro Comunitario de Salud Mental.

En el nivel secundario se perfila el trabajo para optimizar la atención de los pacientes con conducta suicida y lograr una rápida reinserción de éstos en su medio social, a través de la red de servicios y el vínculo sistemático de las instituciones hospitalarias con el personal de salud en la comunidad. No obstante, las cifras con tendencia al aumento indican que falta mucho trabajo por hacer en este sentido.

A las claras un intento suicida es una demanda de ayuda por lo que este problema de salud debe interesar a todos.

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

*

code

...
aylen

Últimos Comentarios

© 2008 - 2022 Infomed Holguín - Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas