Inicio » Actualidad »

Los espejos de La Luz

Al derecho, y al revés. ¿O al derecho las dos veces? Historia delante, historia detrás. Dos tiempos que se cruzan, como las miradas de sus autores. Ahora mismo, tenemos ante nosotros algo así como un “todo-incluido”, en época donde los combos, ya lo sabemos, andan tan de moda y son demasiado escurridizos también. Afortunadamente, hay otras hambres mucho menos mundanas y más fáciles de saciar.

En estos textos encontraremos una edición exquisitamente cuidada para que nuestras niñas y niños tengan en sus manos, en un solo cuaderno, dos historias de autores con narrativas diferentes. Y en cada uno de esos cinco libros de Ediciones La Luz, sello de la AHS en Holguín, hay estilo en común, expresado en los personajes que esperan ansiosos por lápices y crayolas para ser coloreados.

Ese es un hilo conductor que nace del oficio del ilustrador o la ilustradora que les da forma a los protagonistas de los cuentos a través de sus imágenes, y que, a veces, se entremezclan en las páginas centrales, como si una historia mirara a la otra frente a un cristal azogado. Dos libros en uno, con la posibilidad de leer y colorear: un combo tentador.

Perro Viajero, uno de los protagonistas de estos textos, asegura que “es terrible vivir entre gente que no quiere llamar a las cosas por su nombre”. Hagámosle caso al can de El país de Todoalrevés y hablemos claro: estos cinco cuadernos de la Colección Espejo ofrecen, al mismo tiempo, pensamiento y diversión; unen lo estético, lo didáctico, lo lúdico y, si se necesita otro plus, también lo económico en cuanto a precios (cuestan 10 pesos cubanos), en este tiempo de inflaciones locas, como globos rojos escapando hacia las nubes.

La colección, dirigida a infantes de la educación primaria, propone en cada libro, por una cara, el cuento de un autor consagrado, con una trayectoria que sirve de paradigma a las nuevas generaciones de escritores, y, del otro lado, un texto de un autor joven, nacido después de 1980, que destaca dentro de su generación por tener una obra de vanguardia.

De esa manera, quedan unidos por sus fabulaciones, en un mismo cuaderno, Alberto Peraza (1961) y Valerio Yunier Serrano (Valerio) (1985), Luis Carlos Suárez (1955) y Yoandry Martínez Rodríguez (1983), Celima Bernal (1935) y Sheyla Valladares (1982), Nelson Simón (1965) y Ariel Fonseca Rivero (1986), y Magalys Sánchez Ochoa (1940) y Leonel D. Aguilar (1989).

A veces no encontramos las vías más factibles para hablarles a nuestros pequeños, sin forzar la conversación, sobre temas tan complejos –para nosotros, los adultos, aclaro– como la muerte, el amor no correspondido, la soledad, el abandono, las segundas oportunidades, la diversión sana y la amistad. Sobre todo ello se habla en Maricela y el payaso, Los dos caballitos de juguete y Simplemente locas.

A menudo tenemos miedo a dialogar con nuestros niños con transparencia, a decirles la verdad, como le temía Ramoncito, el protagonista de Estimado señor Miedo, a la oscuridad y al monstruo de muchas cabezas. Ese es otro de los añadidos de esta colección: además de colorear las historias, podemos conectar mejor con las emociones, las preocupaciones y las vivencias de nuestros infantes.

Estos libros hablan sobre el sentido de la vida, de cómo vale la pena admirar la grandeza del mundo, como lo hacía Yosvany, el niño de Pies manchados, y entregarnos al disfrute de lo que nos hace felices, útiles y buenos. También nos permiten reflexionar sobre cuánto debemos amar nuestro cuerpo y apreciar nuestras habilidades: a aceptarnos tal como somos, como lo aprendió la mujer más fuerte del mundo, del cuento Forzuda, que no era feliz porque necesitaba mirarse a sí misma con mucho más cariño. Sobre el bullying y el respeto a la diversidad nos habla Ariel Fonseca Rivero, sin necesidad de mencionarlos.

 

La ancianidad, con sus experiencias, tristezas, frustraciones y sueños, ocupa tres de estas historias: El viejo que amaba la ciudad, Abuela y la mariposa y En la biblioteca. Con delicadeza y sensibilidad, Valerio y Luis Carlos Suárez abordan lo complejo que puede resultar envejecer en una sociedad que aún necesita mayor compromiso con sus abuelos, con familias y centros laborales donde no siempre se estiman y respetan las aspiraciones y los deseos de quienes acumulan muchas décadas de vida. Ellos muestran que cada etapa es hermosa y creadora. Nos lo dice, con un guiño, la Abuela amiga de la mariposa Melinda, y lo confirma Baldío Pérez, entregándonos bolsitas de tierra con semillas dentro, para que ayudemos a florecer los parques, las aceras, las calles… “Cuando vayas a la ciudad, dale este recado por mí”, encarga Baldío a sus visitantes.

Por su parte, Nelson Simón nos entrega un relato donde marcan la diferencia la camaradería entre María y su abuelo, y la complicidad generada por la imaginación; prueba de que, si un abuelo te alza en brazos y te ayuda a escalar peldaños, ¿cómo no retribuirle su cariño mostrándole, de nosotros, lo mejor? Si se mira bien, en estos cuentos, narrados desde el realismo o la fantasía, están nuestros barrios, casas, ciudades, poblados, nuestra gente…, con sus luces y sombras.

Esta colección, tan bien nombrada, es el espejo donde podemos constatar la exquisitez con que trabaja el equipo de Ediciones La Luz cada vez que tiene delante un nuevo libro. No por gusto es referente entre las casas editoriales más reconocidas en el panorama literario nacional. A las habilidades narrativas de los diez autores, se unen los méritos de los ilustradores Pablo Montes de Oca, Alain R. Cuba, Leonor Hernández, Yari Delgado y Yunier Serrano, Valerio. Y para coronar el trabajo en equipo, la colección cuenta con la sapiencia del director del sello, Luis Yuseff, en la edición; la técnica de Roberto Ráez y Armando Ochoa, en la edición; y el cuidadoso trabajo de corrección de la escritora Mariela Varona.

Como Baldío, el personaje que quiere ofrecer pinos, laureles y ocujes a su novia grande, su ciudad, Ediciones La Luz traza una ruta que no es desconocida para sus seguidores, grandes y pequeños. En tiempos en los que encandilan las pantallas, cuando todo parece más difícil para la lectura, estos textos nos dicen que la belleza y la esperanza existen. La Luz abre el camino hacia ellos, y nos invita a mirarnos en este espejo.

Deja un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

*

code

...
aylen

Últimos Comentarios

© 2008 - 2022 Infomed Holguín - Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas