Inicio » Actualidad »

Uso de cannabidiol en pacientes con enfermedad coronaria

En los últimos diez años el uso médico de cannabidiol ha aumentado de manera significativa, pero es relevante la creación de ensayos clínicos aleatorizados de alta calidad para determinar si los beneficios antiinflamatorios para la cardiopatía, observados en los datos preclínicos, se verificarán también en el entorno clínico real, pues la evidencia actual no basta para hacer recomendaciones, reveló la investigación presentada en ACC Latin America 2022 junto a CardioAcademic.

De cara al evento que se celebrará en la Ciudad de México los días 9 y 10 de septiembre, el Dr. Mario Esteban Zúñiga Ayala, autor principal del estudio y cardiólogo del Hospital Regional «1º de Octubre» del ISSSTE, en la Ciudad de México, puntualizó que es necesario contar con ensayos clínicos bien diseñados en seres humanos, que demuestren los efectos de cannabidiol en los síndromes coronarios.

«El uso médico de cannabidiol y de cannabis, junto con sus muchos productos, ha aumentado considerablemente en la última década. No obstante, existen pocas indicaciones para su consumo sobre la base de buenos ensayos clínicos. Nuestro objetivo es proporcionar evidencia preclínica, que en última instancia sirva como piedra angular para crear ensayos bien diseñados en seres humanos a fin de demostrar el efecto de cannabidiol en los síndromes coronarios, con evidencia científica sólida», afirmó el autor principal del estudio.

Agregó que existe evidencia sustancial sobre cannabidiol en los siguientes trastornos: dolor crónico neuropático, espasmos musculares por esclerosis múltiple, trastorno de ansiedad generalizada y estrés postraumático, nausea y vómito inducido por quimioterapia, y anorexia (pacientes con VIH). Mientras que su perfil farmacológico demuestra que es seguro y bien tolerado en seres humanos, tiene efectos secundarios bien descritos, pero no se conoce bien la interacción con otros fármacos utilizados con frecuencia por los cardiólogos, como anticoagulantes y antiagregantes plaquetarios.

El estudio busca examinar el posible papel de cannabidiol en la reducción de la isquemia miocárdica, trastorno en que la disminución del flujo sanguíneo al corazón puede provocar dolor precordial, insuficiencia cardiaca e infarto de miocardio, por el mayor trabajo cardiaco requerido para bombear sangre y oxígeno.
Los investigadores se basaron en la declaración PRISMA (Preferred Reporting Items for Systematic Reviews and Meta-Analysis) para realizar una búsqueda sistemática en la base de datos PubMed hasta abril de 2022. En la revisión se incluyeron nueve estudios preclínicos, pero no se observaron ensayos controlados aleatorizados de calidad sobre el uso de cannabidiol en los síndromes coronarios agudos o crónicos.

La revisión de los nueve estudios preclínicos reveló resultados cardiovasculares reproducibles en estudios in vivo con cannabidiol. Algunos mecanismos de los hallazgos incluyeron la reducción del estrés oxidativo y de inflamación.

«Cannabidiol también mostró resultados prometedores en modelos experimentales de lesión por isquemia y reperfusión, infarto de miocardio, arritmias y trastornos similares al síndrome metabólico», detalló el Dr. Zúñiga.

En consecuencia, los investigadores consideraron que la evidencia preclínica sobre cannabidiol y su uso en la cardiopatía isquémica es lo suficientemente robusta para proponer ensayos clínicos bien diseñados en seres humanos en el contexto de los síndromes coronarios.

«Cannabidiol no es un fármaco milagroso», comentó el especialista quien agregó: «Siempre hay que preguntar sobre las interacciones con los fármacos recetados previamente y no suspender ninguno que haya indicado el clínico».

Existen varias especies de Cannabis como C. sativa, C. indica y C. ruderalis. Los canabinoides son los compuestos químicos más importantes de esta planta, los más abundantes e importantes son el tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD).

Añadió que el uso médico de la marihuana y de cannabidiol puede ser de interés, no obstante se requiere de información sólida y de productos confiables que garanticen las dosis indicadas en sus etiquetas. «Un estudio reciente de 84 productos de la droga adquiridos en línea demostró que más de una cuarta parte contiene menos cannabidiol que el indicado en la etiqueta. También se encontró tetrahidrocannabinol en 18 productos, lo que podría ser nocivo para los pacientes con cardiopatía», concluyó el especialista.

Deja un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

*

code

...
aylen

Últimos Comentarios

© 2008 - 2022 Infomed Holguín - Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas