Inicio » Cuba por el mundo, Noticias »

COVID-19 en el mundo: La enfermedad podría quedarse por años en una versión más leve.

Muchas preguntas circulan hoy en la comunidad científica y el público en torno al curso de la actual pandemia de COVID-19: ¿Será finalmente eliminada por una campaña de vacunación mundial, como la viruela? ¿Las vacunas tendrán efecto sobre las nuevas variantes? ¿El virus se quedará por mucho tiempo, transformándose en una leve infección como el resfriado común?

Con el tiempo, el virus conocido como SARS-CoV-2 y que ya ha matado a más de dos millones de personas en todo el mundo, podría convertirse en otra infección bastante común, uniéndose a las muchas otras enfermedades infecciosas con las que la humanidad ha aprendido a vivir, opina el doctor T. Jacob John, que estudia los virus y encabezó los esfuerzos de la India para combatir la poliomielitis y el sida.

Pero nadie lo sabe con certeza. El virus está evolucionando rápidamente y están apareciendo nuevas variantes en diferentes países.

El riesgo de estas nuevas variantes quedó en evidencia cuando la farmacéutica Novavax Inc. descubrió que su vacuna no funcionaba tan bien contra las mutaciones que circulan en Gran Bretaña y Sudáfrica.

Cuanto más se propaga el virus, dicen los expertos, más probable es que una nueva variante sea capaz de eludir las pruebas, tratamientos y vacunas actuales.

Por ahora, los científicos coinciden en la prioridad inmediata: vacunar a la mayor cantidad de personas lo antes posible. El siguiente paso es menos seguro y depende en gran medida de la fuerza de la inmunidad que ofrecen las vacunas y las infecciones naturales y el tiempo que dure.

“¿Las personas estarán sujetas a tener infecciones frecuentes repetidas? Todavía no tenemos suficientes datos para saber”, dijo Jeffrey Shaman, experto en virus en la Universidad de Columbia. Como otros investigadores, cree que las posibilidades de que las vacunas confieran inmunidad de por vida son escasas.

Si los humanos deben aprender a vivir con COVID-19, la naturaleza de esa coexistencia depende no solo de cuánto tiempo dure la inmunidad, sino también de cómo evolucione el virus.

¿Por qué hay que seguir usando mascarilla después de recibir la vacuna?

Aplicarse la vacuna contra el coronavirus no es una carta blanca para ignorar las medidas de salud como el distanciamiento físico y el lavado de manos. Dos expertas de la Organización Mundial de la Salud responden a preguntas comunes sobre la vacunación y refutan varios mitos que rodean a las inmunizaciones, que son solo una de las herramientas claves que deben utilizarse conjuntamente para acabar con la pandemia.

Las vacunas salvan millones de vidas cada año y funcionan entrenando y preparando las defensas naturales del cuerpo, el sistema inmunológico, para reconocer y combatir los virus y bacterias a los que atacan. Si el cuerpo se expone posteriormente a esos gérmenes que causan enfermedades, entonces está inmediatamente listo para destruirlos y prevenir enfermedades.

En medio de la pandemia actual, las vacunas son vitales no solo para salvar vidas, sino también para prevenir los efectos a largo plazo del COVID-19, que apenas los científicos comienzan a comprender.

Actualmente el número de vacunados contra la enfermedad ya supera el número de casos nuevos, estas son buenas noticias, pero la proporción de personas protegidas por ahora alcanza aproximadamente solo el 1.5% de la población de los países de Europa donde ya se ha comenzado un programa de inmunización, por ejemplo.

Mientras avanzan las campañas de vacunación para los trabajadores de salud y los grupos de alto riesgo alrededor del mundo, las medidas de salud como utilizar mascarilla, mantener el distanciamiento físico, evitar multitudes y lavarse las manos continúan siendo la herramienta más fuerte para disminuir los contagios y a la vez evitar que aparezcan nuevas mutaciones, posiblemente más peligrosas, del virus SARS-CoV-2.

Pero ¿y qué pasa con las personas que ya han sido vacunadas?, ¿ya pueden volver a su vida “normal”?

¿Cuándo se activa la inmunidad y cuánto tiempo protegerá al vacunado y a los demás?

Las vacunas aprobadas actualmente contra el COVID-19 son todas de dos dosis. Después de la primera dosis, existe una buena respuesta inmune que se activa aproximadamente dos semanas después de ser aplicada.

Sin embargo, es realmente la segunda dosis la que luego aumenta esa respuesta inmune y la inmunidad ya adquirida se vuelve aún más fuerte después de su aplicación dentro de un período de tiempo más corto.

Todavía no sabemos cuánto tiempo dura la inmunidad de las vacunas que tenemos a mano en este momento. Estamos siguiendo a las personas que han recibido vacunas para averiguar si su respuesta inmunitaria es duradera y para saber el tiempo durante el cual están protegidas contra la enfermedad.

“Así que realmente tendremos que esperar a que pase el tiempo para ver cuánto dura la efectividad de estas vacunas”, explica la doctora Katherine O’Brien, experta en vacunas de la OMS.

Después de ser vacunado, ¿puedo contraer COVID-19 y también puedo infectar a otros?

Los ensayos clínicos demostraron que las vacunas protegen a las personas contra el desarrollo de la enfermedad de COVID-19, que puede ser leve, moderada o grave.

Lo que aún no se sabe de los ensayos clínicos es si las vacunas también protegen a las personas de simplemente infectarse con el virus SARS-CoV-2 y si protegen o no contra la transmisión a otra persona.

“Entonces, esta es una parte realmente importante de nuestra comprensión sobre lo que hacen estas vacunas. ¿Solo protegen contra enfermedades o también protegen contra la infección y la transmisión a otra persona, incluso si no tiene ningún síntoma?”, explica O’Brien.

¿Por qué es necesario continuar con las precauciones incluso después de la vacunación?

La comprensión científica del efecto de las vacunas va evolucionando a medida que surgen más estudios.

“Estamos aprendiendo sobre la protección de las vacunas y una cosa que está clara es que la mayoría de los ensayos clínicos han reportado una protección contra la enfermedad grave que significa hospitalización y muerte. Y en los ensayos clínicos que se han realizado hasta ahora con los siete u ocho candidatos que conocemos, no ha habido ningún caso de muerte o caso grave en el grupo de los vacunados, sin importar cuál recibieron”, asegura la científica jefa de la OMS, la doctora Soumiya Swaminathan.

La experta explica que recientes informes indican que aquellos que han sido vacunados y se infectan podrían tener una carga viral menor, y, por lo tanto, menos posibilidades de infectar a otros.

Pero hasta que no sepamos completamente sobre esto, es importante que las personas, incluso después de la vacunación, tomen precauciones, usen una mascarilla, se laven las manos, y mantengan el distanciamiento físico, porque incluso si tienen una infección asintomática y puede que no se enfermen porque recibieron la vacuna, aún podrían portar el virus y contagiarlo a otras personas. Por tanto, debemos asegurarnos de controlar la propagación de la infección”, afirma Swaminathan.

La doctora O’Brien ha recordado que además tampoco ninguna vacuna es 100% eficaz.

“Ahora es el momento de intensificar todas las medidas de protección, mientras se distribuyen las vacunas, porque cuanto más circule el coronavirus más posibilidades hay de que mute a una variante que responda peor a las vacunas”, dice.

Y, ¿entonces para qué vacunas, si tenemos que seguir tomando precauciones? ¿O será solo un tiempo?

Ahora mismo, el mundo se encuentra en una situación en la que todavía hay una transmisión muy amplia en muchos países, es decir, aún está fuera de control, explica la experta Katherine OBrien.

Por lo tanto, el tiempo que necesitemos para continuar con estas precauciones dependerá realmente de lo que las comunidades y los países puedan hacer para realmente aplastar este virus, para acabar con la transmisión. Y de esa manera, las vacunas pueden hacer un mejor trabajo para prevenir la enfermedad, agrega.

O´Brien señala que tampoco existen pruebas todavía para usar la vacuna en algunos grupos de edad, como por ejemplo los niños.

“Así que, por el momento, esos grupos de edad seguirán estando en riesgo de contraer enfermedades e infecciones y podrán transmitirlo a otras personas”.

Otra razón para cuidarse es que las vacunas escasean, por lo que todavía no hay suficientes en la comunidad para proteger a todos.

“¿Por cuánto tiempo debemos continuar esas intervenciones? El tiempo lo dirá. Una vez que tengamos una amplia cobertura de vacunación en la comunidad, cuando sepamos más sobre lo que realmente puede hacer la vacuna para prevenir la infección, y podamos comenzar lentamente a quitar el pie del pedal de estas otras intervenciones y asegurarnos de que la transmisión, nuevamente, no ocurra”, concluye O’Brien.

China responde a EEUU ante acusación de retener información sobre el coronavirus

China respondió este domingo a las acusaciones de la Casa Blanca de que Pekín retuvo información sobre el brote de coronavirus a investigadores de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El viernes, el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, dijo en un comunicado que Washington tiene “profundas preocupaciones en torno a la manera como las primeras conclusiones en las investigaciones sobre el COVID-19 fueron comunicadas, así como dudas sobre el procedimiento utilizado para alcanzarlas”.

“Es imperativo que este informe sea independiente, en el que las conclusiones de los expertos estén libres de la intervención o alteraciones del Gobierno chino”, dijo Sullivan, en referencia a una misión de la OMS para investigar el origen de la pandemia en la ciudad de Wuhan, donde se detectó por primera vez el coronavirus a finales de 2019.

Mediante un comunicado emitido en su embajada en Washington y con fecha de domingo, China señaló que Estados Unidos ya ha “dañado gravemente la cooperación internacional sobre la COVID-19” y ahora “señala con el dedo a otros países que han apoyado lealmente a la OMS y a la OMS misma”.

Aunque China acogió la decisión del presidente Joe Biden de revertir la decisión del Gobierno de Donald Trump de retirar a Estados Unidos de la OMS, el país asiático confía en que Washington “se ciña a las normas más exigentes, adopte una actitud seria, honesta, transparente y responsable, asuma su debida responsabilidad, apoye la labor de la OMS con acciones reales y haga la debida contribución a la cooperación internacional contra el COVID-19”, se lee en el comunicado.

Después de las afirmaciones de que China había retenido información, Peter Daszak, que integró el equipo de investigación, dijo en un tuit que “ésta no es mi experiencia en la misión de la @OMS”.

“Como titular del grupo de trabajo sobre animales y medioambiente, encontré confianza y apertura de mis contrapartes de China. ACCEDIMOS a nueva información crítica. INCREMENTAMOS nuestra comprensión sobre las posibles rutas de propagación”, tuiteó Daszak.

El equipo de 10 naciones de la OMS partió la semana pasada de Wuhan tras casi un mes. Visitó mercados, hospitales y centros de investigación, entre ellos el Instituto de Virología de Wuhan, dotado de alta seguridad, que ha sido sujeto de especulaciones debido a su gran colección de especímenes de virus tomados de murciélagos.

Durante su permanencia en China, miembros del equipo dijeron haber adquirido nueva comprensión sobre el origen de la pandemia que ha dejado más de 2.3 millones de muertos en el mundo.

Reino Unido vacunó a más del 20 por ciento de su población

Reino Unido anunció este domingo que alcanzó su objetivo de administrar al menos una inyección contra la COVID-19 a las personas más vulnerables, lo que aumenta la presión sobre las autoridades para que aclaren cuándo aliviarán las restricciones impuestas a principios de enero.

Más de 15 millones de personas, el 22% de la población británica, han recibido su primera vacuna contra el coronavirus. La cifra incluye a todos los mayores de 75 años, los trabajadores de atención médica de primera línea y el personal y los residentes de hogares de ancianos. Más de 537 000 de ellos también recibieron su segunda dosis.

“¡15 000 000! Un equipo increíble″, dijo Nadhim Zahawi, el ministro de vacunas, en un tuit que mostraba un corazón rojo y tres jeringas. Agregó que no descansarán hasta ofrecer la vacuna “a los más vulnerables y mayores de 50 años para fines de abril y luego a todos los adultos”.

El 22 de febrero, el primer ministro, Boris Johnson, dará a conocer su plan para aliviar las restricciones ante un marcado descenso en las cifras de contagios, hospitalizaciones y muertes desde que comenzó el tercer confinamiento nacional, el 4 de enero.

El cierre de escuelas, restaurantes y tiendas no esenciales en Reino Unido está comenzando a dar sus frutos. El número de nuevas infecciones, ingresos hospitalarios y muertes registradas durante los últimos siete días se ha reducido en más de un 20% respecto de la semana anterior.

“Este país ha logrado una hazaña extraordinaria: administrar un total de 15 millones de inyecciones a algunas de las personas más vulnerables del país”, dijo Johnson en un tuit.

Agregó que, en Inglaterra, a todos en los cuatro grupos de máxima prioridad se les ha ofrecido la vacuna. Planea dar a conocer más detalles este lunes sobre el esfuerzo de vacunación.

Cuando Johnson anunció el cierre, dijo que el Gobierno revisaría las medidas a mediados de febrero, en función de su éxito. La prioridad del Gobierno es reabrir las escuelas a comienzos de marzo.

Gran Bretaña ha reportado más de 117 000 muertes relacionadas con el coronavirus, el mayor número de víctimas por la pandemia en Europa.

Alemania refuerza controles en la frontera

Alemania activó este domingo estrictos controles en sus fronteras con República Checa y la provincia austriaca de Tirol para detener la propagación de variantes más contagiosas del coronavirus.

Las nuevas restricciones que entraron en vigor a la medianoche limitan la entrada desde esas áreas a ciudadanos y residentes alemanes, camioneros, trabajadores del transporte y servicios de salud y algunos otros, que deben registrarse por internet y mostrar una prueba de coronavirus negativa.

El Gobierno alemán advirtió que son posibles algunos retrasos en la frontera, pero la policía dijo que no hubo tantos el domingo por la mañana.

Las tasas de infección en Alemania han disminuido de manera constante en las últimas semanas, pero las autoridades están preocupadas por el posible impacto de las variantes detectadas en Gran Bretaña y Sudáfrica. Ambas variantes se han reportado también en Alemania, pero hasta ahora parecen representar solo una pequeña cifra de casos.

Se ha descubierto un número significativo en el Tirol, cuyos residentes han tenido que mostrar desde el viernes una prueba de coronavirus negativa reciente para viajar al resto de Austria. La propagación de la variante británica ha provocado el cierre completo de algunos distritos checos en la frontera con Alemania y Polonia.

El gobernador de Baviera, Markus Soeder, dijo que “no tomar en serio las mutaciones (del virus) traerá consecuencias significativas”.

Soeder, en cuyo estado está la mitad de la frontera entre Alemania y República Checa y toda la frontera entre Alemania y Austria, señaló que los distritos de la frontera con República Checa tienen tasas de infección particularmente altas.

Casi 350 000 nuevos contagios y más de 10 000 fallecidos en el mundo

La pandemia ha dejado casi 350 000 casos y unos 10 000 fallecidos en el mundo durante las últimas 24 horas, un día después de rebasar los 108 millones de contagios globales desde su comienzo, según los datos reunidos por la Universidad Johns Hopkins en la última actualización de su balance, este domingo.

La Johns Hopkins ha indicado que durante el último día se han detectado 346 762 casos y 10 703 fallecidos, lo que sitúa los totales en 108 565 661 y 2 394 346, con un total de 60.8 millones de personas recuperadas de la COVID-19 hasta la fecha.

Estados Unidos continúa como el país más golpeado en cifras totales, con 27.5 millones de casos y 484 248 fallecidos, por delante de India, con 10.9 millones de contagios y 155 642 fallecidos, y Brasil, con 9.8 millones de casos y 238 532 decesos.

México es el tercer país con más fallecidos, con 173 771.

Rusia y Reino Unido se encuentran ya por encima de los cuatro millones de casos, mientras que entre los tres y los cuatro millones están Francia (3.4 millones) y España (3.05 millones).

Entre los dos y los tres millones de contagios están Italia (2.7 millones), Turquía (2.5 millones), Alemania (2.3 millones), Colombia (2.1 millones) y Argentina (dos millones).

Entre el millón y los dos millones de casos están México, Polonia, Irán, Sudáfrica, Ucrania, Perú, Indonesia, República Checa y Países Bajos.

Canadá, Portugal, Chile, Rumanía, Bélgica, Israel, Irak, Suecia, Pakistán, Filipinas, Suiza y Bangladesh están entre el medio millón y el millón de contagios.

Marruecos, Austria, Serbia y Japón han confirmado entre 400 000 y 500 000 casos, mientras que Hungría, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Jordania, Líbano y Panamá han detectado entre 300 000 y 400 000.

En el rango entre los 200 000 y los 300 000 contagios están Eslovaquia, Nepal, Bielorrusia, Georgia, Ecuador, Malasia, Kazajistán, Croacia, Bolivia, Azerbaiyán, Bulgaria, República Dominicana, Túnez, Irlanda y Dinamarca.

En el grupo entre los 100 000 y los 200 000 se encuentran Costa Rica, Lituania, Eslovenia, Kuwait, Egipto, Grecia, Moldavia, Armenia, Guatemala, Territorios Palestinos Ocupados, Honduras, Qatar, Etiopía, Nigeria, Paraguay, Birmania, Omán, Venezuela, Libia, Bosnia y Herzegovina, Bahréin, Argelia, Kenia y China (100 578 contagiados y 4 829 muertos).

Deja un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

*

code

...
Lic. Karen Magda Peña Rodríguez
Editora Principal | Licenciada en Bibliotecología e Información Científica.

Últimos Comentarios

© 2008 - 2022 Infomed Holguín - Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas