Inicio » Actualidad »

Desentrañando los misterios de la COVID-19

Desentrañando los misterios de la COVID-19
La muestras obtenidas son debidamente conservadas y etiquetadas para su posterior análisis

La Florida, en San Andrés, era el destino. Para llegar desde la ciudad de Holguín a ese poblado suburbano, primero había que vencer unos 20 kilómetros de una carretera dibujada con no pocos accidentes, pero no de las peores; para luego seguir por uno de los dos caminos que llevan a aquella comunidad rural de difícil acceso y donde viven más de 400 personas.

La lluvia del día anterior aconsejaba el más largo, el de unas ocho millas para llegar a cinco de las 115 familias de la provincia, incluidas en la investigación sobre estudio poblacional, promovido por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La visita al policlínico San Andrés resultaba imprescindible antes de ir hacia La Florida, nos alertó el doctor Eduardo Michel Serrano Riverón, director del Centro de Higiene y Epidemiología del municipio de Holguín, quien nos había invitado la noche del martes a esta incursión de indudable trascendencia, “por constituir un estudio de campo único en medio de la contienda de la COVID-19, para evaluar el nivel inmunitario que está alcanzando la población cubana con la enfermedad y conocer la probabilidad de cada individuo asintomático de contraer el nuevo coronavirus SARS-CoV 2”.

Le asistía toda la razón. En el policlínico esperaban los profesionales que en el terreno iban participar en el proceso, dígase encuesta epidemiológica y toma de la muestra (exudado nasofaríngeo) y, por supuesto, la doctora Rosa María Balán Bonet, directora de la institución. “En esta área de Salud tenemos 17 mil 604 habitantes, los cuales están distribuidos en los Consejos Populares: Purnio, San Andrés y La Yuraguana, donde pertenece La Florida”, explicaría ella.

Allí estaba el doctor Yoendris González, médico de la familia, hace dos años, del Consultorio 21, al cual pertenecen las cinco familias (registrada con los números 65, 82, 118, 112 y 26) que este miércoles entraron en el estudio previo consentimiento informado. Y sería el joven, el de la recomendación de tomar el camino más largo, porque el de la sabana, de unos siete kilómetros, no permitiría el paso del viejo Lada del Centro de Higiene. Vaya si él lo iba a saber si es la ruta que vence cada día a fuerza de pedal para llegar a su consulta.

Por delante quedaba así el camino de La Yuraguana, que entre brincos y sobresaltos hiciera recordar el campamento de los años ´70, donde tantos estudiantes holguineros pasaran las escuelas al campo y también permitiera notar de los cambios operados en la zona, con instalaciones rejuvenecidas, el ir y venir de sus gente y de la electrificación llevada hasta lo último de la geografía de La Florida, que hasta hace algunos años perteneciera al municipio de Calixto García.

Así, con el médico de “práctico” fueron quedando tras los asentamientos de La Yuraguana, La Pista y el conocido por Los Bruzones, hasta entrar a los límites de La Florida. Otros dos carros harían también su entrada con los médicos encuestadores y el doctor Rubén Ramírez Verdecía, uno de los tantos expertos microbiólogos del Centro Provincial de Higiene y Epidemiología, dedicados a la toma de muestras nasofaríngeas, desde el mes de marzo.

Protegidos con los medios necesarios, bien conocidos por el personal sanitario, encuestadores y microbiólogo comienzan como un ritual la visita casa a casa. Ninguna está al lado de la otra, todas distantes a kilómetros entre enrevesados trillos y cañadas y ríos que han comenzado a despertar por la lluvia de los dos últimos días, recibida a brazos abiertos por los lugareños, por la sequía que los agobia al impedirles la siembra de los granos, entre sus principales cultivos.

Rompe en La Florida por la familia 118 el pesquisaje por PCR en tiempo real, prueba diagnóstica que detecta anticuerpos a la enfermedad. Son personas mayores, cuya actitud cooperativa facilita el llenado de los cuestionarios, que busca datos personales de las personas y otros relacionados, directa e indirectamente con la pandemia; del lugar y conocimientos sobre el nuevo coronavirus, para concluir con la firma de consentimiento de cada uno de los encuestados.

Ese es el paso que más tarda, porque una vez el Microbiólogo entra a la vivienda y extrae los medios para realizar el exudado de la faringe, el acto de toma de muestra es de apenas unos 20 segundos, sin ninguna complicación. “Esta es la primera prueba de este estudio, pero desde marzo acá acumulo miles las realizada ya, en centros de aislamientos de Holguín y otros municipios, hasta niños recién nacidos he tenido. También ido a Santiago de Cuba a llevar las cargas de algunos días”, comenta el doctor Rubén.

Y explica que “la prueba por PCR es una reacción en cadena de polimerasa, que realiza una amplificación del genoma viral, la cual permite luego descodificar la información genética de esa ARN viral específica para cada tipo de virus. Es un diagnóstico muy certero y significa una herramienta de gran importancia”.

Con el sol de casi el mediodía acompañando a la comitiva, la segunda parada es en la vivienda de la Familia 112. El lugar se conoce como La Entrada. Aquí de primer momento parecía más difícil la tarea, porque entre las cuatro personas del núcleo, un bebé rubio y ojos verdes, de apenas un año extraña a tantas personas vestidas de verde, grandes espejuelos y caretas. Sin embargo, un solo llanto y ya el hisopo sacado de la boca del niño rápido iba a parar al transportador, donde era tapado herméticamente.

El licenciado Omar Tamayo, subdirector de Higiene y Epidemiología del área de salud de San Andrés, pronostica que pronto volverá a llover. La comitiva vuelve a abordar los carros en busca de las otras tres viviendas 65, 82 y 26. Se sigue el mismo procedimiento, pero ya en condiciones más complicadas por la fuerte lluvia en campo adentro.

Al filo de las cuatro de la tarde 13 pacientes de San Andrés ya integran el estudio nacional en marcha en nuestro país desde el 12 de mayo, con el propósito de detectar posible prevalencia de infecciones por la COVID-19 en personas asintomáticas, pero que hasta ahora solo Cuba y España desarrollan en respuesta al llamado de la OMS.

Holguín en pesquisaje nacional

La provincia de Holguín fue incluida con 23 consultorios de los municipios de Holguín (10), Sagua de Tánamo (cuatro); Cueto, Moa y Gibara, con tres por cada uno estos últimos, para abarcar a más de 320 personas, previamente seleccionadas de manera aleatoria por el Ministerio de Salud Pública, que tras introducir datos en un software obtuvo una muestra representativa de todo el país, para “identificar o determinar la prevalencia; incidencia, relación de la sintomatología con evolución clínica, factores de riesgo, todo en relación con características socio demográficas, para en el futuro poder realizar estudios evaluativos de cambios de prevalencia de la COVID”.

El doctor Yosvani Anache Columbié, subdirector Higiene y Epidemiología en la provincia, explicó que el estudio es prospectivo, de cohorte (va a tener seguimiento). “Contempla cuatro mediciones a cada persona, con un momento cero y después cada 21 días las otras, hasta completar las cuatro”.

Informó que la primera prueba es la PCR en tiempo real, la segunda y tercera a través de la tecnología del Sistema Micro ultra Analítico (SUMA) y la cuarta con ambas modalidades.

El país tiene experiencia en el empleo de la tecnología SUMA en el diagnóstico de otras enfermedades, entre ellas el dengue y hoy se está probando en el definición serológica de la COVID-19, de acuerdo con explicación ofrecida recientemente por el doctor José Ángel Portal Miranda, ministro de Salud Pública de Cuba.

Por su parte el doctor Juan Carlos Baster Moro, del equipo Coordinador Provincial del estudio, destacó que la investigación, una vez concluida, posibilitará detectar posibles casos positivos al SARS-CoV-2 que no hayan salido hasta el momento, lo que permitirá actuar de manera inmediata como está establecido en el flujograma para el enfrentamiento y contención de la pandemia en Cuba.

Baster Moro enfatizó que en la obtención de datos primarios y toma de muestra están involucrados microbiólogos, virólogos, psicólogos, estadísticos y otros profesionales de alta calificación, que recibieron preparación previa.

La materialización de este complejo estudio cuenta con la participación y muestro de diferentes factores del sistema de sanitario del territorio, como la Dirección Provincial de Salud, Centro de Higiene y Epidemiología y la Universidad de Ciencias Médicas de Holguín (UCMHo), rectora de la actividad aquí.

Y mientras esta investigación, propuesta por la OMS se pone en marcha en Holguín, como en toda Cuba, debemos mantener las medidas orientadas para evitar la propagación de esta enfermedad mortal, que sigue activa en el mundo y como señalara el Ministro de Salud Pública, “a la COVID-19 no le importa quiénes somos, dónde vivimos y en qué creemos, no hace ninguna distinción. Necesitamos hasta la última gota de solidaridad para enfrentarla juntos”.

Deja un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

*

code

...
Lic. Karen Magda Peña Rodríguez
Editora Principal | Licenciada en Bibliotecología e Información Científica.

Últimos Comentarios

© 2008 - 2022 Infomed Holguín - Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas