Inicio » Actualidad »

Erradicación del Aedes aegypti, prioridad de vigilancia antivectorial en Holguín

En el panorama epidemiológico actual de la ciudad de Holguín las arbovirosis tienen una gran incidencia. En estos momentos se reporta un elevado número de focos de mosquito Aedes aegypti, que se combate mediante un plan de acciones integrales dirigido a fortalecer la vigilancia entomológica para lograr la erradicación de este insecto y evitar las peligrosas enfermedades que transmite.

Todas las áreas de salud están por encima del nivel óptimo del índice de infestación para este vector (0,1%), lo que corrobora su alta colonización; sin embargo, «no existe un brote de dengue sino casos aislados», precisó el Dr. Eduardo Michel Serrano Riberón, director del Centro de Higiene y Epidemiología en este municipio cabecera.

Explicó que en estos momentos el 79 % de positividad al Aedes se detecta en el sistema de almacenamiento de agua en las viviendas, fundamentalmente en los tanques bajos, donde se localiza la mayor cantidad de focos. Esta causa existe y continúa porque la población ante las irregularidades del abasto de este vital recurso hídrico —debido a la sequía o mal estado de redes hidráulicas— ha tenido que apelar a su almacenamiento en disímiles recipientes sin las condiciones adecuadas por prolongado periodo.

Pero en la proliferación del vector influyen —agregó— otras causas como las indisciplinas sociales y el cambio climático. La detección temprana de criaderos e identificación de riesgos ambientales y su solución son fundamentales en la disminución del nivel de infestación del mosquito. «El sistema de vigilancia por larvitrampas ubicados en centros priorizados y zonas de riesgo se inspecciona semanal y constituye una alerta oportuna. En este municipio hay más de 24 criaderos naturales de Ae. Aegypti que se controlan y monitorean sistemáticamente».

El director del Centro de Higiene y Epidemiología del municipio de Holguín reconoció que todavía hay irregularidades en el trabajo ingeniero focal en cuanto a la conformidad del operario ante la negativa del morador en el momento de la inspección técnica o de la calidad de la supervisión al ciento por ciento de los depósitos y locales, y que también existen dificultades con los recursos para el control de vectores, pero se aseguran el tratamiento adulticida en las áreas de salud con mayores riesgos y focos positivos y el bloqueo de casos (en las viviendas de sospechosos o confirmados de dengue).

A partir de su experiencia afirma que un alto por ciento de la problemática de la elevada focalidad en el territorio se puede resolver con la actuación del hombre, con acciones de prevención y la localización y mitigación de los principales factores ambientales y sociales que favorecen la proliferación de este mosquito, cuya reproducción aumenta con el calor y la elevada humedad de nuestro clima.

«¿Qué nos falta?, mucho apoyo social. ¿Qué tenemos que hacer?, seguir perfeccionando los mecanismos de control, de planificación y organización, seguir incrementando la exigencia sanitaria sobre la aplicación de decretos ante las violaciones».

En el control efectivo de criaderos de Aedes aegypti –naturales o artificiales– intervienen dos factores elementales: acciones de saneamiento ambiental y el comportamiento humano a nivel domiciliar. En ese sentido resulta fundamental la realización del autofocal familiar y laboral cada 7 días porque el combate químico es un componente complementario.

Osmany Londres Lobaina, jefe del Departamento de Vigilancia y Lucha Antivectorial del policlínico Manuel Díaz Legrá —área de salud con más de 140 focos activos—, señaló que, para lograr mejores resultados en la labor que realizan, promueven medidas dirigidas a la eliminación de desechos sólidos y la limpieza periódica de patios y de recipientes donde se almacena agua, y la promoción de acciones educativas y de participación comunitaria, esenciales en el desarrollo de actividades capaces de modificar hábitos y comportamientos que propician la multiplicación del vector.

Cuando el operario realiza el tratamiento focal casa por casa cada 22 días es importante lograr una minuciosa inspección —acotó—, pues según indicadores entomológicos el mayor por ciento de los focos se localiza dentro de las viviendas, por eso la autorresponsabilidad es primordial en la prevención y control de criaderos.

Aunque el enfrentamiento a la COVID-19 ha acaparado en los últimos dos años la mayor atención del sistema de Salud, Holguín mantiene la vigilancia del dengue en el orden clínico, epidemiológico, entomológico y de laboratorio; perfecciona el Sistema de Control Sanitario Internacional y trabaja diariamente en la identificación de las zonas más propensas a tener brotes de esta enfermedad, que según la OMS se encuentra entre las 10 de mayor importancia a nivel mundial.

Deja un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

*

code

...
aylen

Últimos Comentarios

© 2008 - 2022 Infomed Holguín - Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas