Inicio » Actualidad »

Holguín fortalece atención a enfermedades no trasmisibles

La provincia trabaja en el fortalecimiento de las acciones de implementación de la Estrategia Nacional de Atención a Enfermedades no Trasmisibles y sus factores de riesgo, con el objetivo de reducir la morbilidad, mortalidad prematura y la discapacidad por esa causa.

Para lograr ese propósito el fundamental principio es el abordaje integral de los factores protectores y los de riesgos, dirigidos al mejoramiento de la calidad de vida de la población.

De ahí que Salud Pública de conjunto con organismos y sectores del territorio centran esfuerzos para evitar o disminuir las enfermedades cardiovasculares, oncológicas, respiratorias crónicas y la diabetes mellitus, así como sus factores de riesgo: tabaquismo, consumo nocivo de alcohol, inactividad física, alimentación inadecuada, sobrepeso y obesidad.

La doctora Rosario Hernández, especialista en Promoción y Educación para la Salud, explicó que “desde 2020 el país diseñó una estrategia para el control nacional de enfermedades no transmisibles y sus factores de riesgo, pero por la situación epidemiológica ocasionada por la COVID-19 se postergó su implementación y ahora ante un contexto más favorable se retomó este proyecto, que incluye caracterizar el escenario y la capacitar al personal del sector sanitario y organismos implicados en cada nivel”.

Para garantizar este propósito directivos y especialistas del sistema sanitario en cada municipio responsables del programa de las Enfermedades no Trasmisibles (ENT) concretarán acciones a través de convenios de trabajo con los organismos y sectores de los respectivos territorios, que deberán presentar plan definido y medible de cómo lograrán impactar en la morbimortalidad prematura y sus discapacidades, para alcanzar los objetivos propuestos.

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud las ENT son responsables de más de la mitad de todas las muertes en el planeta. Por ejemplo, en 2008, unos 36 millones de los 67 millones de muertes en el mundo fueron por esa causa, mientras que el 29 por ciento de los fallecimientos que ocurrieron en los países de bajos y medianos ingresos ocurrieron antes de la edad de 60 años.

También el 80 por ciento de los padecimientos prematuros de enfermedad cardíaca, accidentes cerebrovasculares y diabetes mellitus pueden ser prevenidos, lo cual señala la necesidad de lograr estilos de vida saludables.

Por otra parte, además de aumentar las tasas de mortalidad temprana, las ENT aumentan los costos de atención de salud, afectan el desarrollo, reducen la calidad de vida y disminuyen el bienestar.

Aunque las enfermedades cardiovasculares, oncológicas y respiratorias crónicas, así como la diabetes mellitus no son las únicas ENT, sí están relacionadas con las muertes evitables y comparten los mismos factores de riesgo comunes asociados a la falta de actividad física, dieta inadecuada, el tabaquismo y el uso nocivo del alcohol.

Por eso la doctora enfatizó acerca de la importancia de reducir el consumo de sal; aumentar la ingesta de frutas y vegetales y evitar la ingestión de alimentos con alto contenido de sodio (procesado, embutido); además procurar mantener un peso corporal saludable o reducirlo en caso de padecer obesidad o sobrepeso; la presión arterial a menudo aumenta cuando existe una subida peso.

De igual manera sugirió realizar actividad física regular acorde con la edad, reducir el estrés y medir de forma periódica de la presión arterial.

Deja un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

*

code

...
aylen

Últimos Comentarios

© 2008 - 2022 Infomed Holguín - Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas