Inicio » Actualidad »

La apnea obstructiva del sueño se relaciona con la tromboembolia venosa no provocada

Hay que añadir los episodios de tromboembolia venosa no provocados a la lista de posibles consecuencias de la apnea obstructiva del sueño (AOS) grave.

Esta conclusión se basa en un estudio que muestra que los pacientes con apnea obstructiva del sueño que presentaban los episodios de hipoxemia nocturna más prolongados tenían un riesgo doble de sufrir episodios de tromboembolia venosa.

La asociación entre la hipoxemia nocturna y la tromboembolia venosa fue más fuerte entre los pacientes que no utilizaban sistemas de presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP), informó el Dr. Wojciech Trzepizur, del Hospital Universitario de Angers, en Francia.

Estudios anteriores han indicado vínculos entre la apnea obstructiva del sueño y el cáncer y el deterioro cognitivo, pero este es el primer estudio en el que se investiga la asociación entre la apnea obstructiva del sueño y la incidencia de tromboembolia venosa no provocada, informó en una sesión de resúmenes orales en el Congreso de la European Respiratory Society (ERS) de 2022.

«Descubrimos que los que pasaban más de 6% de su tiempo nocturno con niveles de oxígeno en sangre por debajo de 90% de lo normal tenían un riesgo casi doble de presentar tromboembolia venosa en comparación con los pacientes sin privación de oxígeno», dijo.
El Dr. Trzepizur y sus colaboradores llevaron a cabo un estudio retrospectivo en el que vincularon los datos de la cohorte con una base de datos asistenciales administrativos. Identificaron la tromboembolia venosa no provocada en pacientes con sospecha de apnea obstructiva del sueño y sin tromboembolia venosa previa.

Crearon modelos de riesgos proporcionales de Cox para evaluar la asociación de la tromboembolia venosa no provocada con las medidas del índice de apnea-hipopnea (IAH) y los marcadores de hipoxemia nocturna, incluido el tiempo que los pacientes pasaron por debajo de 90% de saturación de oxígeno (T90), el índice de desaturación de oxígeno (IDO) y la carga hipóxica, definida como el área total bajo la curva de desaturación relacionada con el episodio respiratorio.

Encontraron que, tras una mediana de seguimiento de 6,3 años, 104 de 7.355 pacientes tuvieron una tromboembolia venosa no provocada. En un modelo de riesgo no ajustado, hubo asociaciones significativas entre la tromboembolia venosa y la saturación de oxígeno por debajo de 90%, así como con la carga hipóxica, pero no con el índice de apnea-hipopnea o el índice de desaturación de oxígeno.

Sin embargo, en un análisis ajustado con respecto a edad, sexo, índice de masa corporal, ingesta de alcohol, hipertensión, depresión, antecedentes de enfermedades cardiovasculares, uso de estatinas, tipo de estudio del sueño, lugar de estudio y cumplimiento del tratamiento con presión positiva continua en las vías respiratorias, los investigadores descubrieron que solo la saturación de oxígeno por debajo de 90% seguía siendo un factor predictivo independiente significativo de la tromboembolia venosa, con un hazard ratio (HR) de 1,06, p = 0,02.

Deja un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

*

code

...
aylen

Últimos Comentarios

© 2008 - 2022 Infomed Holguín - Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas