Inicio » Actualidad »

«COVID-19. Recomendaciones para el diseño de un centro de aislamiento para contactos»

El 2020 pasará a la historia como el año en que la humanidad fue azotada por la pandemia de la COVID-19. En solo 5 meses se produjeron más de 4 millones de enfermos y más de un cuarto de millón de fallecidos, las economías entraron en colapso y los sistemas de salud tuvieron ante sí la imposibilidad de atender a tantas personas, principalmente graves, en los hospitales.

Aunque la enfermedad se inició y propagó muy rápido, muchos países desencadenaron medidas oportunas de alcance nacional, que permitieron reducir los picos de contagiados y la transmisibilidad de la enfermedad. Cuba fue un ejemplo, y bajo la dirección del Estado, el Ministerio de Salud Pública desarrolló junto con todas las instituciones administrativas y sociales del país, un plan intersectorial de acciones enfocadas en la contención de la diseminación del virus y el control adecuado de los casos, semanas antes de diagnosticarse los primeros enfermos.

Entre las medidas adoptadas, el aislamiento de casos positivos, sospechosos y sus contactos, así como de viajeros provenientes de áreas con transmisión, contribuyó a que la mayoría de los nuevos diagnósticos provinieran de individuos que estaban ingresados en centros de aislamiento destinados a esta actividad.

En la provincia de Cienfuegos se abrieron diez centros con este propósito y se acondicionaron otros siete para dar cobertura a la pandemia, basado en el cálculo de las peores situaciones posibles. Estos centros se ubicaron en diferentes instituciones del territorio con capacidad de alojamiento (hoteles, escuelas, universidades), con variadas condiciones estructurales y no estructurales. En este sentido, fue necesario establecer las acciones que permitiesen una atención médica homogénea, integral y muy especialmente que se cumpliesen las medidas de bioseguridad para los ingresados y los trabajadores de la institución.

La obra «COVID-19. Recomendaciones para el diseño de un centro de aislamiento para contactos» incluye un grupo de recomendaciones derivadas de las indicaciones del Ministerio de Salud Pública, del sistema provincial de salud y otras más específicas propias de la versatilidad y particularidad de las instituciones. El compendio recoge particularmente las experiencias, dificultades y sus soluciones, en el diseño y puesta en marcha de los centros de aislamiento para contactos y viajeros en Cienfuegos.

Aunque fue elaborado principalmente para orientar a los diferentes profesionales y técnicos de los grupos de trabajo en los centros de aislamiento sobre ¿Qué hacer? ¿Qué no hacer? y ¿Cómo hacer?, el texto también refleja la respuesta de varios sectores en el enfrentamiento a la COVID-19. La inteligencia colectiva contribuyó directa o indirectamente a que los centros, con un patrón común, tuvieran también solución a sus particularidades.

La conformación del libro fue realizada en tiempo récord; por ello, es una obra perfectible y seguramente no abarca todos los tipos de instituciones en el país y sus variantes de infraestructura. En tal sentido, los autores refieren que las sugerencias y experiencias de los lectores serían de gran utilidad, y solicitan les sean enviadas.

Descargue el texto completo en PDF (6.4 MB)

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

*

code

...
Lic. Karen Magda Peña Rodríguez
Editora Principal | Licenciada en Bibliotecología e Información Científica.

Últimos Comentarios

© 2008 - 2022 Infomed Holguín - Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas