Inicio » Actualidad, Noticias »

COVID-19 y los pronósticos matemáticos.

Del comportamiento de la población y de la calidad de la pesquisa activa en la comunidad depende, que en la provincia de Holguín, comience a decrecer, de forma paulatina, el número de casos positivos a la COVID-19 en los días finales de marzo.

De acuerdo con pronósticos matemáticos “la curva de incidencia de confirmados puede empezar a disminuir en este mes, pero lo normal es que haga una meseta en la detección y luego inicie el descenso”, en un territorio donde en los últimos 15 días existe una tasa de incidencia inferior a 20,0 por 100 mil habitantes (16,5), baja tasa de mortalidad y letalidad y un alto porcentaje de recuperados, indicadores favorables en el control de una epidemia.

La experticia del doctor Osmany Ricardo Puig, especialista de Segundo Grado en Higiene y Epidemiología, reafirma esta información, al tiempo que reconoce que “en el plan provincial de contención de la epidemia de COVID-19 siempre han estado bien establecidas las medidas a cumplir para cada fase epidémica y de recuperación”.

Aseguró que las acciones reforzadas a partir del 22 de marzo han estado dirigidas, fundamentalmente, a reducir la movilidad poblacional y las aglomeraciones. “No se puede olvidar que esta es una enfermedad de transmisión respiratoria y lo más importante es reducir el contacto físico entre los susceptibles y los posibles enfermos, que como se conoce más del 50 por ciento son asintomáticos”.

También hay otro grupo de normativas muy específicas desde el punto de vista de manejo epidemiológico de los controles de foco, de fortalecimiento del trabajo educativo con jóvenes, de organización de los servicios y de actualización de protocolos clínicos.

El también Máter en Enfermedades Infecciosas recordó que “no encontrar la fuente de contaminación significa que continuará propagándose el contagio, porque no vamos a lograr reducir el número de personas que se convierten en casos por cada confirmado y eso es lo que se llama en Epidemiología número básico de reproducción, que debe ser menor de uno para afirmar que la epidemia se está agotando y todavía no ocurre así en nuestro medio”.

Por ejemplo, hay municipios con mayor nivel de transmisión de la COVID-19, como Moa, Sagua de Tánamo, Holguín y Mayarí, donde se focaliza el 85 por ciento de los positivos de marzo y el número básico reproductivo es superior a uno, porque existen focos de infección extendidos en el tiempo con varios casos secundarios.

El especialista reconoció que hoy una cifra mayor de personas hace uso consecuente del nasobuco, aunque alertó sobre la necesidad de utilizarlo de manera correcta, cambiarlo cada tres o cuatro horas y siempre emplear los des tres capas, para lograr su objetivo: proteger las vías respiratorias.

Otra medida clave, cuyo cumplimiento es vital en cada establecimiento público, es el filtro sanitario preventivo contra la COVID-19 a colocar en la puerta principal de acceso, donde, además, de las soluciones de hipoclorito de sodio o de alcohol es preciso mantener el paso podálico libre de suciedades y nunca permitir personas con signos o síntomas de la enfermedad.

Deja un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

*

code

...
Lic. Karen Magda Peña Rodríguez
Editora Principal | Licenciada en Bibliotecología e Información Científica.

Últimos Comentarios

© 2008 - 2022 Infomed Holguín - Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas